Posteado por: mayapuig | julio 1, 2009

Maldita libertad

Cautelosamente anduve

para que no me oyera sollozar,

el alma temblorosa sostuve

vulnerabilidad supe tragar.

 

¿Por qué esta tormenta nunca cesa?

Amar,

herir,

vivir,

morir.

 

Construímos una nube,

un mapa para poder llegar,

la lluvia borró la urbe,

y nos tuvimos que separar.

 

¿Para qué subimos de nuevo si siempre hay que bajar?

Elaborar,

sentir,

sacudir,

partir.

 

Tuve alegría, ¡ oh, cuánta tuve!

Sola me quedé para triunfar,

fracasando inmensamente estuve,

y sin nadie a quien amar.

 

 

 

 

 

 

 

Posteado por: mayapuig | junio 29, 2009

A Black Soul Singer

 She is starving

for sex.

She is looking at

 the nothingness.

She is wery

of working.

 

She just can trust

herself.

Used,

 robbed,

raped,

humiliated,

 but full of dignity.

 

Overwhelmed by life.

When she sings,

she waters her cheeks.

When she makes love,

she moans ‘til the howl.

 

Pain has always,

and will always exist.

However pure feelings also spring,

she sings.

Posteado por: mayapuig | junio 24, 2009

Rarismos

Rarismos es un término que he inventado para mis poemas cortos.  Estarían entre el simbolismo de los haikus y el humor de las greguerías de J.R.Gómez  de la Serna, sólo que los rarismos son mucho más oníricos y contienen contenidos surrealistas, relacionados con el subsconsciente y la sexualidad.

I

Los flexos del techo

 Han pintado un río de perlas en el andén del metro.

II

Las estrellas son las sonrisas del cielo.

 III

La bolita de la orquídea es su clítoris.

III

El sonido de las gotas de lluvia son  lameteos de  gatos imaginarios.

 III

Las pesadillas son los miedos no reconocidos.

 IV

Al observarme el ojo de tu glande una hormiga invisible ha trepado por mi vientre.

 

Posteado por: mayapuig | junio 9, 2009

Admiró mis versos

Admiró mis versos,

amó mis senos,

lamentó mis desgracias,

¡elogió mis éxitos!

 

Si algún día he de morir,

en su recuerdo seré feliz.

Posteado por: mayapuig | junio 9, 2009

II.Bebé

Bebé,

tan cerca del momento de la reproducción,

bebé,

tan próximo a la muerte del ser anterior.

En paz, en confianza,

duerme sin sufrir las alteraciones de la naturaleza.

 

Un soplo de viento,

el crecimiento,

surgen el temor y las dudas.

 

En la infancia comienza

lo trágico de la existencia,

al comprobar,

que la fantasía no puede ser real.

 

Aceptando su espacio,

la criatura extiende sus brazos

hacia diversos horizontes.

Posteado por: mayapuig | junio 9, 2009

I

Aquella primavera,

en que volvía de París,

conocí a Jorge,

el de semblante feliz.

 

Se aproximó en la cafetería,

de la complutense de Madrid,

receptora de su sabiduría,

me convertí en su aprendiz.

 

Tumbados sobre la hierba,

escuchando a Debussy,

juntó sus labios a los míos,

y me hizo emperatriz.

 

Me escribía poemas,

cocinaba para mí,

cada vez que me enfurecía,

me daba la razón a mí.

 

Cuando dejó de sentirse enamorado,

ya no me quería y era el fín,

así me abandonó Jorge,

dejándome herida y cicatriz.

Posteado por: mayapuig | mayo 27, 2009

Baño al natural

Cantos de aves,

 y el murmullo del río

 en su regocijo.

 

  Rayos del sol español,

 se restriegan sobre mi piel,

 sin pudor.

 

 Deambulo entre las rocas,

 me deshago de mi disfraz urbano

 y recupero mi vulnerable desnudez.

 Al bañarme, la frescura

 provoca en mí un placer insoportable.

 

Salgo del agua temblando

 palpando las rocas secas y calientes.

 

 Oculto mi pecho,

 con mis largos cabellos,

 Por si alguien apareciese,

 y se excitara o avergonzara.

 

 ¡Qué gran satisfacción

 volver a danzar en aguas cristalinas!

 Olvidando los matices culturales

 dados a la desnudez.

 

La naturaleza no juzga mis pecados,

 ¡podría vivir de sus aguas y plantas!

 

 Me recuerda lo único que debería importarme:

 mi espíritu de supervivencia

 y la inevitable mortalidad.

Posteado por: mayapuig | mayo 27, 2009

Fugaz Deseo

Fugaz deseo,

temprana desdicha.

Loco forcejeo,

su pecho hincha.

 

¡Vuelve a mí cruel criatura nocturna!

¡Clávame tu espada, merezco descansar!

De esta pena que el sueño no me deja conciliar.

 

Vagando y divagando en mi castillo,

cautiva me siento en este amplio espacio de libertad,

si tus labios tensaran mis cuerdas,

tu presencia apaciguaría mi ansiedad.

 

Me he postrado sobre la mesa del banquete,

embadurnada de salsa que te hace relamerte,

desplumada y con las alas desplegadas,

dispuesta a que sacies tu hambre con mi ser.

 

Agotado y con el estómago lleno caerás en un sueño,

profundo y delicioso como si durmieras en una pradera,

te hablaré en sueños y te diré que no temas,

que nuestro idilio ha de perdurar y que mi lealtad te hará poderoso.

« Newer Posts

Categorías